top of page
  • Foto del escritorRubén Magro

¿El producto que almacenas dentro de tu cámara frigorífica es seguro?


En el mundo de la conservación de alimentos, la seguridad alimentaria es el pilar que sostiene la calidad y frescura de cada producto almacenado en tu cámara frigorífica. ¡Exploramos a fondo la importancia de este compromiso en nuestro último artículo!


 

Almacenamiento de Productos: Organización y Precisión

Organización y Distribución:


Distribuir tus productos de manera uniforme no solo optimiza el espacio, sino que también facilita un flujo de aire eficiente. Así, es necesario, evitar bloquear las entradas y salidas de aire para mantener una temperatura homogénea.

Temperaturas específicas:


Cada alimento tiene su temperatura óptima de almacenamiento, por lo que mantener esta especificidad no solo ayudará a preservar la frescura, sino que también asegura la seguridad alimentaria. Conoce y respeta las necesidades de cada producto.


Uso de Estanterías y Palets:


Eleva, siempre que sea posible, los productos del suelo mediante estanterías y palets. Esto, no solo facilita la limpieza, sino que también mejora la circulación de aire. Evitar almacenar directamente sobre el suelo asegura una mayor higiene.


Rotación de Inventario:


El principio FIFO es tu aliado. Implementa una rotación eficiente para evitar que los productos permanezcan más tiempo del necesario, manteniendo su frescura y seguridad alimentaria.


Empaquetado Adecuado:


La forma en que empacas tus productos importa. Un empaquetado adecuado y sellado evita la entrada de humedad y olores no deseados, salvaguardando la calidad de tus alimentos.


Limpieza de la Cámara Frigorífica:


  1. Establece un programa de limpieza periódica. La frecuencia puede variar según los productos almacenados y las condiciones ambientales, pero la consistencia es clave.

  2. Descongelación Programada: Si tu cámara ofrece descongelación automática, síguela. La acumulación de hielo en las bobinas puede perjudicar la eficiencia y la seguridad alimentaria.

  3. Limpieza de Superficies y Estanterías: No descuides las superficies interiores, estanterías y equipos de manipulación. Utiliza soluciones de limpieza no tóxicas y sigue las recomendaciones del fabricante.

  4. Verificación de Juntas: Inspecciona regularmente los sellos y juntas. Un buen sellado asegura un ambiente aislado y evita la entrada de aire indeseado.

  5. Eliminación de Olores: Si detectas olores no deseados, aborda el problema de raíz. La limpieza profunda elimina olores que podrían afectar la calidad de los alimentos almacenados.


Consecuencias de no seguir estas Pautas:

  • Reducción de Eficiencia Energética: Una cámara desorganizada o sucia puede aumentar el consumo de energía, generando costos operativos más altos.

  • Contaminación de Alimentos: La falta de limpieza y organización puede conducir a la contaminación cruzada, comprometiendo la seguridad alimentaria.

  • Problemas de Salud y Seguridad: Acumulaciones de hielo, moho o bacterias representan riesgos para la salud y seguridad alimentaria si no se abordan.

  • Pérdida de Calidad de Productos: Seguir pautas inadecuadas puede traducirse en la pérdida de calidad, sabor y textura de tus productos. Como vemos, la exposición a condiciones no óptimas afecta su integridad.


En Monkfri, abogamos por la excelencia en la conservación de alimentos. ¿Cómo logramos eso?


  • Asesoramiento Personalizado: Adaptamos nuestras soluciones a tus necesidades específicas.

  • Tecnología Innovadora: Implementamos equipos de última generación para garantizar eficiencia y seguridad.


¡Descubre cómo garantizar su óptimo rendimiento y la integridad de tus alimentos con nosotros!



3 visualizaciones0 comentarios
monkfri encabezado opt.jpg
INSTALACIONES FRIGORÍFICAS
bottom of page